17 junio 2019

Nota publicada online

miércoles 2 de diciembre, 2015
|
Diario Critica
Historia de una experiencia social
por Laura Casanovas

Crítica se anticipó a su tiempo: privilegió los titulares que transformaron la diagramación y la narratividad de la noticias con el uso complementario de fotografías o dibujos.

Una experiencia social y cultural intensa. En estos términos define el escritor Álvaro Abós al diario Crítica fundado en Buenos Aires en 1913 por Natalio Botana, quien lo dirigió hasta su fallecimiento en 1941. Una experiencia que la exposición que presenta el Espacio de Arte de la Fundación Osde con el título Crítica, arte y sociedad en un diario argentino (1913-1941) logra transmitir con la misma intensidad, a través de un destacado y vasto conjunto de documentos, obras de arte, música, cine, ilustraciones y objetos. ¿Por qué recordar a Crítica, entre tantos diarios que existieron antes y después?”, se pregunta Abós, responsable del proyecto de la muestra, en el texto introductorio. Y responde: “Porque Crítica reflejó las vicisitudes históricas que atravesó la Argentina (…). Porque en sus páginas se vivió la cristalización de Buenos Aires como ciudad moderna (…). Porque dio testimonio de los grandes acontecimientos y también de la vida cotidiana de la gente y modernizó el periodismo argentino.

La exposición, con curaduría del Espacio de Arte de Osde, dirigido por María Teresa Constantin, se organiza de acuerdo con las secciones que tenía el diario: Policiales, Bellas Artes, Música, Deportes, Teatros, Cinema, Revista Multicolor de los sábados. El visitante puede ingresar en este universo extenso y apasionante por alguna de estas secciones como si estuviera leyendo el diario. Y, en el centro de la sala, está la historia del imponente edificio de Av. de Mayo 1333, inaugurado en 1927 e, incluso, el escritorio de Botana. La muestra, asimismo, propone una lectura superadora de la polémica que siempre acompañó al diario. Al ingresar en la sala nos encontramos con la página dedicada a policiales que estuvo presente desde el primer número. Podemos seguir la noticia de una mujer que llamó al diario para avisar que se suicidaría. Nada menos que Roberto Arlt cubrió y escribió sobre dicho acontecimiento y evitó la tragedia junto con el fotógrafo del diario. El visitante puede llevarse el texto de la fantástica crónica.

Otra sección emblemática del diario fue Deportes. El vespertino Crítica, que llegó a tener una tirada de un millón de ejemplares vendidos, otorgó, además, gran importancia al tango, en general, y a Carlos Gardel, en particular. Y en sus páginas se publicaron por entregas los relatos de Jorge Luis Borges que luego conformaron el libro Historia Universal de la Infamia y Emilio Pettoruti escribió sobre arte. A lo largo de la exposición encontramos obras de destacados artistas como Fernando Fader, Benito Chinchella, Cesáreo Bernaldo de Quirós, Guillermo Facio Hebequer, Juan Del Prete, entre otros, a los que el diario se refirió. Las artes plásticas no tuvieron un lugar específico en la estructura del diario. En cuanto al cine, el diario de Botana otorgó importancia a los avances tecnológicos y, entre ellos, al pasaje del cine mudo al sonoro. Al respecto, en la muestra se pueden ver fragmentos de El cantor de jazz y de Tango!. Crítica se destacó por la importancia otorgada a los elementos gráficos, que aún hoy sorprenden por su modernidad, como los grandes titulares, las fotografías y las ilustraciones realizadas por algunos de los más destacados dibujantes de la época.

En la exposición también se exhibe la correspondencia entre Salvadora Medina Onrubia –esposa de Botana- y el anarquista Simón Radowitzky –quien asesinó al jefe de policía Ramón Falcón-, entre tanta historia que atravesó Crítica y de la cual fue protagonista. Por ejemplo, Botana apoyó el golpe militar de José Félix Uriburu, quien luego clausuró el diario, aprisionó al director, a su esposa y a redactores. La historia deCríticaconstituye, por lo tanto, un universo histórico complejo e imperdible desplegado por primera vez en una muestra envuelta, además, por la música de aquellos autores y géneros a los cuales el diario prestó atención. Un universo al alcance de todos hasta el 23 de enero de 2016.