Nota publicada online

jueves 17 de marzo, 2011
De abstracciones históricas y narrativas inciertas
en la renovada sede del Mamba
De abstracciones históricas y narrativas inciertas

El Museo de Arte Moderno reabrió sus puertas con las muestras: Narrativas inciertas y El imaginario de Ignacio Pirovano, dos propuestas que se exhiben
hasta el 30 de marzo, en las flamantes salas de la institución.

Uno de los eventos artísticos más esperados de 2010, en el marco de las celebraciones del Bicentenario, fue la reapertura del Mamba, Museo de Arte
Moderno de Buenos Aires que estrenó su renovado espacio en diciembre último, con una doble propuesta expositiva que abarca piezas de colección y trabajos
recientes de artistas contemporáneos.
Después de cinco años de espera, y una larga historia de itinerancias por numerosas sedes, aunque sin interrumpir sus actividades, finalmente, la experiencia de visitar el museo "fantasma" es hoy una realidad. Tras reparar en la fachada armónicamente renovada, el visitante que ingresa al monumental edificio de la calle San Juan, se encuentra con una vasta recepción blanquísima, despojada y luminosa. A la izquierda una escultórica escalera negra de hierro lleva al primer piso, donde por estos días se exhibe "El imaginario de Ignacio Pirovano", la muestra curada por Cecilia Rabossi, integrada por obras que pertenecen a la célebre colección y patrimonio del museo.
Por otra parte, en planta baja, el visitante puede recorrer una amplia sala de 380 m2, en la que se despliega una exposición temporal que reúne obras de artistas contemporáneos de las dos últimas décadas, con el título "Narrativas Inciertas" y con curaduría de Valeria González, que plantea un contraste con la propuesta histórica y abstracta del primer piso.
De este modo, con dirección de Laura Buccellato, el museo reabre en esta primera etapa, una parte sus instalaciones acorde a los estándares internacionales sugeridos por el Consejo Internacional de Museos (ICOM).
Para ver el proyecto terminado -que incluirá siete salas, un auditorio, una biblioteca y la posibilidad de exhibir en forma más amplia su colección de 7000 piezas- habrá que esperar hasta 2012.
Mientras tanto, las dos opciones actuales, acercan al visitante a obras bien contemporáneas, a través de los trabajos de jóvenes artistas, y por otra parte permiten completar la experiencia, con una aproximación a las piezas históricas que forman parte del patrimonio de esta institución que comenzó a funcionar en 1956, por iniciativa de Rafael Squirru.
El imaginario de Ignacio Pirovano Anclada en los orígenes del museo, la colección de Ignacio Pirovano está ligada a la institución desde sus años de formación, pues fue donada por el hermano del coleccionista y constituyó parte de su patrimonio inicial del museo.
Con curaduría de Cecilia Rabossi, un conjunto de piezas de destacados artistas locales como Enio Iommi, Raúl Lozza, Alfredo Hlito, Julio Le Parc, Alberto Greco y Tomás Maldonado, e internacionales de la talla de Wassily Kandinsky, Joseph Albers y Piet Mondrian, entre muchos otros conforman un repertorio visual que sintetiza el conjunto de las diversas propuestas estéticas y la multiplicidad de caminos creativos que se sucedieron y coexistieron desde la década del 40 y en adelante.
La muestra permite sumergirse en los focos de interés de Ignacio Pirovano y su vinculación con la escena local de aquel momento, hechos ambos que confluyeron en la formación de esta importante colección. Como objetivo, la exposición se propone generar vínculos entre obras pertenecientes a su colección y obras del patrimonio general del MAMBA, las cuales permiten establecer un amplio panorama del arte abstracto en sus más variadas vertientes.

Emergentes y contemporáneos
¿Qué producen los artistas hoy? Si el museo desde sus inicios se planteó como un espacio de visibilidad para las nuevas propuestas visuales contemporáneas, con una apertura hacia la novedad, la muestra que se despliega en la planta baja ofrece en esta línea, un heterogéneo muestrario de trabajos realizados en técnicas muy diversas como el dibujo, la pintura, el video y las instalaciones, que comparten la denominación de ³narrativas inciertas².
¿Por qué inciertas? "La idea de incertidumbre permite pensar en relatos que, más que ilustrar o representar la realidad, plantean puntos de conflicto:
sea desde el pensamiento crítico o la puesta en juego de la imaginación o la subjetividad", según expresó la curadora en una nota a propósito de la muestra.
De este modo, enmarcadas en un género amplio, de límites flexibles y difusos, que abarca diversas formas simbólicas de aproximarse a la figuración, estas narrativas inciertas se estructuran en diversos ejes temáticos: la Historia del Arte, la autorreferencia, el juego y el Apocalipsis.
Los artistas reunidos en esta propuesta son Eduardo Basualdo, Dino Bruzzone, Nicola Constantino, Matías Duville, Leandro Erlich, Estanislao Florido, Ana
Gallardo, Verónica Gómez, Max Gómez Canle, Sebastián Gordín, Marcelo Grosman, Carlos Huffman; Guillermo Iuso, Martín Legón, Fabián Marcaccio, Hernán Marina, Luna Paiva, Alberto Passolini, Esteban Pastorino, Alejandra Sanguinetti, Alejandra Seeber, Leandro Tartaglia, Mariano Vilela, Gabriel Baggio, Nicolás Bacal, Lux Lindner y Mariano Sardón.

.................................................................................
23/12/2010 - 30/03/2011
MUSEO DE ARTE MODERNO DE BUENOS AIRES
Av. San Juan 350, San Telmo