Nota publicada online

lunes 7 de marzo, 2022
Creadoras, sensibles y por sobre todo mujeres
¡Feliz día guerreras del siglo XXI!
Costa Peuser, Marcela
por Marcela Costa Peuser
Creadoras, sensibles y por sobre todo mujeres

Osadas o sutiles, silenciosas o magnéticas y con las características mas diversas, las guerreras son vencedoras, son mujeres felices, amorosas, firmes y plenas. Son luz y guía -aún en los momentos mas oscuros de la humanidad-, reconocen sus talentos, sus virtudes y están atenta a sus debilidades con la intención de cambiarlas para crecer y ser cada vez más íntegras.

Desde Arte Online les preguntamos a cinco activas mujeres, con impecable oficio, un talento incuestionable y toda la pasión puesta en lo que hacen: ¿Qué significa ser mujer en estos tiempos? Y ¿cuáles son los valores femeninos que las definen?

Ides Kihlen es divertida y libre. Estudió lo que amaba: pintura y música junto a grandes maestros. Sus obras no tuvieron títulos ni fechas; muchas de ellas quedaron en el camino. Su pintura académica por cerca de veinte años tomó un giro total hacia la abstracción a principio de los 80, permitiéndose una libertad cada vez más arrolladora. La descubrieron a sus 80 años, en el 2.000 porque nunca le interesó exponer. Desde entonces su obras forman parte de importantes colecciones de Argentina y el exterior.

Los valores que la definen son su libertad y su constancia.

El próximo 10 de julio Ides Kihlen cumplirá 105 años y el Museo Nacional de Bellas Artes lo celebra con una muestra homenaje.

Matilde Marín es artista, gestora y la tercer mujer a cargo de la conducción de la Academia Nacional de Bellas Artes. La afectividad, la creatividad – tanto en su profesión como en otras áreas de la vida y la capacidad de resolución de problemas, son valores femeninos que la definen.

Su producción actual está focalizada en el rol del artista como “testigo”, registrando a través de la fotografía y el video, relatos sobre el mundo que habitamos, situaciones que se relacionan con el paisaje puro y su alteración natural o artificial.

Desde 2005 trabaja en “Proyecto Pharus” en el que documenta faros de los lugares más recónditos del planeta; faros cuya luz -intermitente y poderosa- marca el límite entre el mar y la tierra y remiten al fin de un viaje. En plena pandemia nació el libro digital “Pharus, del hemisferio Sur al Norte” y, en octubre del 2021, uno de sus faros llegó al km 12.843 de Bienalsur en Riyadh, Arabia Saudita, bajo la curaduría de Diana Wechsler. Interesados en su trabajo, el Ministerio de Cultura de Arabia Saudita la invitó a registrar dos faros emblemáticos del Mar Rojo. Hacia allí partió y, un proyecto que la artista creía terminado, continúa brillando con luz propia.

Teresa Pereda, Entre Horizontes, 2020

Teresa Pereda sus intereses recurrentes son la tierra, las travesías, los ritos, la diversidad social. Estos elementos dan vida a una labor incansable de búsqueda de las raíces culturales de nuestro continente, que cristaliza en piezas de admirable poesía.

¿Qué significa ser mujer en estos tiempos?

"A las mujeres nos une el amor y el espanto. Desde el amor podemos dar Vida (como la Madre Tierra) crear, nutrir, transformar, y por encima de todo amar incondicionalmente. Desde el espanto, podemos transitar y perpetuar en nosotras mismas un sistema humillante, decadente, despótico que nos asfixia, reprime y viola".

¿Valores femeninos que me definen?

Considero que como mujer busco cambios que percibo urgentes y necesarios, observo, intuyo, imagino, no me conformo con los clichés, con las soluciones fáciles, me gusta inventar sobre la marcha y facilitar a que se hable. Tuve la suerte de nacer en una familia abierta al concepto de mujer independiente y con voz. Mi desafío es transmitir estos valores, dejando atrás mandatos estériles, inventando nuevas alternativas de vida. Creo en las capacidades transformadoras del Amor y del Arte como espacios sanadores que nos habilitan a la Vida. Hoy me asumo como mujer y artista pero también menciono el privilegio de ser madre y abuela."

En febrero de 2022, el MALBA anunció la incorporación de nuevas obras a su acervo, entre las que se encuentran 7 obras de Teresa Pereda. Una de ellas es la instalación "Entre horizontes" (2020), compuesta por seis obras de la serie "Water Drawings" en las que experimenta con escurrimientos de agua mezclada con tierra y carbón sobre papel.
También, la pieza "Erupción" (2012) de la serie "Dibujos aluviales", en la que la artista inicia una serie de trabajos en acero a partir de la cadena de erupciones producidas por el complejo volcánico Puyehue en el sur de Argentina y Chile.

Manuela Rasjido, ha encontrado en el arte-moda, que por naturaleza es un medio cambiante, una expresión de lo permanente en nuestra identidad. Desde esas arenas movedizas nos lleva a compartir con ella sus “colores emocionales”, diseños que evocan sembradíos de la naturaleza que la envuelve y suele registrar en un austero espacio formas y colores que nos llevan al refinado patrimonio arqueológico andino.

Para ella ser mujer lo asocia con “Libertad e Igualdad, y como para todo lo que estas enormes palabras conllevan, se necesita Coraje y Lucha. La importancia de llevar una vida digna, el derecho a tomar nuestras propias decisiones y elecciones en todos los sentidos.

Seguramente no es casual, en este momento estoy releyendo "El cuarto propio" de Virginia Woolf,( escrito en 1928!), que es una exhortación a la independencia económica y social, una maravillosa licencia poética que apela a la libertad personal para crear y también, simbólicamente, apela al espacio y al tiempo que todas las personas necesitamos en nuestra cotidianidad. Una adelantada.

En cuanto a los valores femeninos que la definen: “El respeto a las personas, a su forma de ser o de pensar, a los seres vivos de la naturaleza, al medio ambiente, y por supuesto a mí misma.

Buscar el equilibrio entre lo personal y lo profesional. Hacerme un tiempo a actividades de servicio social, que de algún modo marquen un cambio y solucionen necesidades apremiantes en mi comunidad.

Seguir tejiendo tramas de sororidad porque, sin desconocer a las valientes que nos abrieron camino, esta lucha será larga y necesitamos apoyarnos las unas a las otras.”

Actualmente Manuela Rasjido está trabajando en su Proyecto Flumen, relacionado al río del valle donde vive (flumen por río y por el fluir). Un proyecto que tiene que ver con Arte y cambio climático; con tomar conciencia hacia el ecosistema fluvial: el río como arteria que alimenta el territorio y, también, como una gran metáfora del río que todas las personas tenemos en algún lugar del mundo  al que recordamos y queremos y necesitamos cuidar.

¡A ellas y a todas las mujeres guerreras les deseamos un muy feliz día!