Nota publicada online

martes 28 de septiembre, 2021
Brizzi | Lozza | Silva
Zoom in con Alejandro Faggioni
Catellani, Vanesa
por Vanesa Catellani
Carlos Silva, acrílico sobre tela, 90 X 90 cm.1976.
Carlos Silva, acrílico sobre tela, 90 X 90 cm.1976.

Alejandro Faggioni abrió las puertas de su peculiar galería a fines de los ochenta, primero con la colección familiar para luego continuar sumando nuevos artistas; pero trabajando principalmente con las familias herederas. En esta oportunidad, conversamos con él - dramaturgo de oficio primario-, sobre la nueva puesta en su galería de tres grandes maestros de la abstracción constructiva "Brizzi, Lozza y Silva

La muestra cuenta con una variedad de obras sobre distintos soportes y materiales, algunos hallazgos importantes como un gran rombo de Brizzi o curiosidades como los papeles con estudios preliminares. No pueden faltar a esta cita:

 

El camino de estos tres maestros no fue simple ni recto hasta llegar a la abstracción, en el caso del artista Ary Brizzi (1930)  “Es interesante pensar que esta articulación de la imagen, realizada a partir de la gradación de luminosidad, mantiene una conexión de anticipación con la visualidad digital. Sin embargo, en los años 70 cuando Brizzi desarrolló esta producción la imagen computarizada no tenía aún el desarrollo que plantea en nuestros días. En sus obras, que operan como estructuras programadas, la metáfora tecnológica es un eje articulador de su poéticaMaría Amalia García.  "Si bien Silva frecuentó por un tiempo el taller de Vicente Puig –donde también concurrían José Fernández Muro y Sarah Grilo–, se alejó de la figuración que realizaba con ese maestro para adoptar el vocabulario geométrico y optó por presentarse como artista autodidacta (1). Trabajó en diseño gráfico y textil, experiencia que trasladó al campo de las artes plásticas. Las composiciones de la primera etapa priorizaron las formas simples y, más tarde, trabajó sobre la base de círculos y puntos extendidos sobre un entramado reticular. En la década del sesenta otorgó primacía al color y las pinturas adquirieron un acento personal. Las relaciones formales y cromáticas imprimieron mayor movilidad al plano del soporte, provocando otras vibraciones o efectos de parpadeo.Cristina Rossi

Y por último para los amantes de Lozza (1911-2008) cabe destacar tres puntos clave presentes en su obra y en las piezas que conforman de la muestra, como lo describe María Amalia García "Tres elementos resultan clave en la teoría de Lozza: la estructura abierta (sistema proyectual regido por líneas de fuerza centrífugas en base al cual se definen las formas), la cualimetría de la forma plana (sistema de ajuste de la unidad sintética forma-color) y la noción de campo colorido que involucra directamente el muro arquitectónico . Este sistema ordenador de su producción rechaza la mítica idea de obra como pieza única e irrepetible; de acuerdo con sus precisas formulaciones, la obra es susceptible de ser reproducida. La búsqueda de integración de la práctica artística en la vida cotidiana del hombre moderno era entendida por Abraham Haber según los siguientes términos: La pintura perceptista […] no es un arte de museo, lugar donde el hombre va, según un horario fijo, a buscar su ración de sentimientos estéticos, sino que es un arte de ambiente que debe acompañar al hombre en su centro cotidiano; en el hogar, en los edificios públicos y privados, en los medios de transporte, en las oficinas, en los talleres y calles, porque debe alcanzar al hombre en la manifestación de su realidad y no en el caño de escape que es una sala de museo"

Cierre:            Viernes 12 de Noviembre de
Lugar:             Alejandro Faggioni-ESTUDIO DE ARTE
Sargento Cabral 881 5 piso K, Ciudad Autónoma de Buenos Aires|
Horarios: lunes a viernes de 14 a 20 hs (reservar cita):
Contacto: Tel: +5411 4393 9995 Cel: +54 1149601826
o por mail alejandro@alejandrofaggioni.com