Nota publicada online

miércoles 15 de octubre, 2008
Amalia Nieto
De amores y marionetas
por Victoria Verlichak
Amalia Nieto

Amalia Nieto (Montevideo 1907-2003) tiene poco más de tres años cuando el prestigioso bailarín y coreógrafo Vaslav Nijinsky danza, en 1911, la célebre obra para ballet Petruchka, de Igor Stravinsky .

Entonces, no puede adivinar que la Suite de Petruchka en tres movimientos para piano, escrita en 1921 por el compositor por encargo de Arthur Rubinstein, será central en la corta etapa que ella comparte con el músico y escritor Felisberto Hernández.

Las vibrantes Cartas a Felisberto son el eje excluyente de la muestra de la artista, desplegada en la galería Jorge Mara-La Ruche. Precisa y literalmente, son más de cien acuarelas y dibujos que Amalia pinta, mayormente, en las cartas que le envía a Felisberto, entre 1935 y 1937, cuando estaban de novios y él gira con su música por los pueblos de Uruguay y algunas localidades de la Argentina.
Dividida en dos partes, la galería exhibe las ediciones originales de las ilustraciones, nunca antes mostradas en su totalidad, recortadas, separadas de las misivas por la artista luego de la separación del excéntrico Felisberto, su marido durante cinco años.
En la otra parte de la exhibición, cuatro vitrinas presentan fotografías de ellos y de los personajes relevantes de Montevideo, cartas y otra documentación, incluyendo la partitura de Petruchka que usaba Felisberto, ilustrada por Amalia. Aunque Amalia Nieto frecuenta el taller de Torres-García, es evidente que antes, durante sus tres años de estudios en París, conoce la abstracción geométrica rusa. La serie exhibida tiene la impronta del trabajo de Kazimir Malevich, quien deseaba establecer la supremacía de la sensibilidad de las formas y acercar a un público más amplio a sus experiencias estéticas. Las simplificadas figuras dedicadas a Petruchka poseen colores planos y brillantes y se asoman a la figuración, ofreciendo claridad y una organización racional.

La muestra inauguró en Buenos Aires con un concierto de piano de Sergio Elena Hernández, nieto de ambos, y será presentada en Montevideo a comienzos del año que viene. Con un cuidado catálogo con reproducciones color de todas las obras, documentación, y textos de Elena Hernández, Torres-García, Cortázar e Italo Calvino, entre otros, y un CD con música para piano de Felisberto Hernández.

Info: Hasta el 20 de octubre en Jorge Mara La Ruche, Paraná 1133