Nota publicada online

miércoles 8 de julio, 2020
¡Brillarás por siempre Margarita Paksa!
Homenaje
¡Brillarás por siempre Margarita Paksa!

Esta pionera del arte argentino nos dejó físicamente el domingo 5 de julio, pero la dimensión ética de encarar el arte como un vehículo de reflexión lúcida sobre los tiempos que le tocaron vivir seguirá iluminando caminos.

Su trabajo siempre tuvo una notable eficacia, la contextura física y su tono de voz, la hacían distinguirse como alguien muy sagaz, capaz de llevar adelante proyectos singulares. En la década del 60’, el Bar Moderno y el Instituto Di Tella en la calle Florida, fueron el epicentro de discusiones estéticas e intelectuales, donde las ideas de los que cursaban en la UBA o eran expertos en Lacan como Oscar Masotta, compartían charlas en análisis interminables y lúcidos. Margarita ya era madre y, sin embargo, se relaciona con Masotta y su obra cambia notablemente. Ella lo narraba:

Eliseo Verón, que trabajaba con Masotta, había empezado a dar unos pequeños cursillos, creo que en la UBA. Yo fui a alguna clase por ahí. Ellos eran los referentes, en realidad no había muchos más. Eran los que habían viajado al exterior, habían leído todo lo que se leía en la UBA, no yo.’

En abril de 1967, Paksa presenta a Jorge Romero Brest su proyecto ULTRA, una representación estático-dinámica del tiempo, con el eje puesto en el rol de la mujer. Eran tiempos de la liberación femenina y la reivindicación de igualdad por los derechos de la mujer, incluso por ocupar un lugar de relevancia en el ambiente intelectual. Paksa lo describe así:

‘Metáfora tecnológica de su discurso y del accionar humano, no casualmente puesto en manos de la mujer. Ella es la que directa o indirectamente (a través del rol de la procreación, de su papel como compañera del hombre o de su inserción social como ser humano) puede alterar las circunstancias. Se destaca como madre del hombre. Se trata de un conjunto de secuencias programadas donde el espectador se sumerge, pudiendo llegar a alterar o modificar su continuidad.’

En 2006, casi cuatro décadas después, el Premio Faena a la categoría multimedia recibe una versión actualizada de ese proyecto inconcluso. ULTRA REAL gana y Margarita en dupla con su hijo Leandro Cairola lo desarrolla en clave digital junto a la performática. Se exhibe en la sala de Faena y en 2007 se lleva una parte a la edición de arteBA.

En 1976, año en que ella y su familia deben dejar la casa de Castelar porque los fueron a buscar los grupos de tareas, dibujaba cerdos servidos en bandejas de plata con total detalle. El mensaje estaba ahí buscando salir, un señalamiento claro a la represión que se vivía. Si usaba un juego de tipografía en contraste de blanco y negro, bien gráfico con la palabra inscripta en un círculo, como en la serie de 1967-68‘Una situación fuera de foco’, el círculo que modela la palabra es en realidad la mira de un fusil, una metáfora visual de la situación imperante en el contexto.

El año pasado pudo verse en la Galería HF + H Margarita Paksa: Un mundo revuelto,donde se exhibieron algunas obras muy impactantes tanto en instalaciones como en obra plana. De la Serie Libonacci, se exhibió Pisa Fibonacci II, de 2009. Sobre la serie comentaba Paksa en conversación con Laura Buccelatto:

Yo creo que hay una vuelta a lo orgánico, a lo humano: la mano tiene cinco dedos, del que nace el cuerpo que es uno, después tenés dos brazos y la mano tiene cinco, es la serie Fibonacci: 1 +1= 2 + 1= 3 + 2= 5. Regresar al cuerpo humano y regresar a la naturaleza del árbol de donde sale una rama, después las ramas subsiguientes, y después crecen las hojas, es Fibonacci puro. Hice la obra con gran entusiasmo y con el entusiasmo de la luz. Amo hacerla porque representaba como La Verdad, La Luz, volver nuevamente al rectángulo áureo, a las formas puras.”

Reclinatorio

En 1983 convocada por Nelly Perazzo participa en la muestra colectiva Los artistas y el tiempo libre. Paksa presenta No te arrodilles, no desesperes, no llores, están soplando buenos vientos, un reclinatorio intervenido con clavos y un ventilador de colores, con claras connotaciones histórico-psicológicas. Tanto si se adelantaba como si volvía al objeto, nunca dejó de hacerse oír.

¡Brillarás por siempre Margarita!

Desde Arte Online habilitamos este espacio para quienes quieran compartir un recuerdo: homenaje@arte-online.net

"Era una mujer alta, fuerte y muy observadora, no se le escapaba nada del entorno y cuando disfrutaba lo hacía con una risa intensa y divertida. La conocí personalmente en 2001, cuando estaba armando como curadora la muestra Mujeres Argentinas, que fue un proyecto exhibido en Mar del Plata, en el Palais de Glace en Buenos Aires y en el Complejo Cultural Santa Cruz. Desde Salta a Ushuaia el plan era mapear el territorio, el cuerpo y la manualidad en artistas de las distintas regiones del país con obras muy diversas entre sí. Descubrimos que éramos vecinas en Mar del Plata, a su familia le encantaba el mar y mantuvieron por años un típico departamento en la Avenida Colón. Comenzamos a frecuentarnos en verano y me alojó varias veces cuando visitaba Buenos Aires. Después de Mujeres programé muchas veces su video experimental Tiempo de descuento de 1978. Recuerdo que Margarita contaba que Jorge Glusberg la había llamado una mañana para probar un tipo de tecnología nueva que grababa en video sin las complejidades del film que luego había que revelar. En tiempo record, contrataron un bailarín y destacando un cuadrado en el piso le pidió que corriera sin salir del límite. Así salió esa metáfora visual inquietante que volvió a recorrer pantallas en varias muestras nacionales e internacionales."

Pilar Altilio, julio 2020

 

Ritual de despedida

Este sábado 11 de julio entre las 16 y las 17 hs convocatoria abierta a todos los que quieran unirse en un ritual donde encenderemos velas, en nuestras casas y en nuestros rincones más queridos para despedir a todos aquellos seres que nos fueron dejando en estos tiempos donde no hay abrazos ni velorios ni acompañamiento que no sea por las redes.

Proponemos elegir tus seres y con la oración que cada quien desee, despedir a quienes tanto valoramos en vida. Es personal pero luego de realizado, pedimos que des testimonio de tu participación subiendo una foto o video a tus redes sociales.