22 septiembre 2018
|

Juan Astica

Pinturas 2007 - 2018
27/06/2018 - 15/07/2018
Alicia Moreau de Justo 1300

Miércoles, 27 de junio, 18.30 hs

Curadora: Cecilia Cavanagh

El Pabellón de las Bellas Artes expone una cautivante muestra de pinturas de Juan Astica, "perplejidades" o "propuestas" reflejadas en las distintas series desarrolladas por el artista durante la última década. 

La indagación de Astica, y su descubrimiento de nuevos procedimientos, la experimentación en relación al pensamiento pictórico, lo lleva pausadamente al proceso de la obra en series. Estas van mutando, se van transformando, van cambiando. Un artista que, escapándose de las explicaciones o al entendimiento, se va inventando en el hacer. 

Juan Astica manifiesta: "Pintar es un proceso muy complejo a través del cual lentamente se va revelando una imagen imposible de conocer de antemano. Una imagen que va adquiriendo cuerpo poco a poco a través de un trayecto incierto, en el que está en juego, entre otras cosas, la fe del pintor, una fe que está más allá de los fenómenos coyunturales de la misma. Se trata además, de una imagen esquiva, imposible de atrapar cuya persecución es pintar."

Astica parte de los elementos de la pintura, los materiales, las superficies, las texturas, el color, el espacio, hacia lo desconocido. Con una pincelada, como impacta el pincel sobre la tela, que puede ser de diversas maneras: una caricia o una provocación, con rapidez o lentitud, larga o corta, pesada o liviana. Las pinceladas pueden estar programadas, pero la tensión de fuerzas entre lo programado y lo que va pasando en el momento, es lo que le va dando vida a la obra. A medida que avanza la obra, esas fuerzas van encontrando su lugar.  También el barrido y el "splashing" (chorreaduras), nunca el "dripping" (goteo), recorren las obras en exposición. Como las amplias pinceladas de negro sobre papel, en Horizontal 120 y 122, que dejan fluir la sugestión de la imagen proyectada, en una serie que alude a un bosque profundo e impenetrable. O en Horizontal 157 y 158, el trazo vital y ancho del barrido, que se ve de frente y de fondo, es primordial. En un ir y venir, sin complacencias, surge ágil, irradiando sus vibraciones en la totalidad de la tela. 

La expresiva espontaneidad en el uso de los negros y los blancos, y de un colorido sensual y gozoso en sus pinturas, es protagonista. En B & N 01, 02 y 03, Astica aplica el blanco y el negro con soltura, con pinceladas y chorreadas estrechas, recorriendo el lienzo en movimiento enérgico y produciendo un sentimiento de apasionada intensidad. En 112 las pinceladas más gruesas en diferentes matices de blanco, danzan con una suave paleta de colores que intentan asomar. Las barridas de blanco, en un exceso de luz que vela trazos de colores como ocultando algo detrás, se aprecia en otra de las series. En Vertical 18 y 19, las pinceladas dinámicas de negro, y el chorreo caluroso de naranja y amarillo, amplían su campo y generan luminosidad dentro del mismo negro.  

En la obra de Juan Astica, la libertad aparece como creencia y estilo.  El lenguaje pictórico como posibilidad de inspirar y sugerir.  El mundo se estimula a cada trazo de su mano.

www.uca.edu.ar/pabellon

 

 

Pabellón de las Bellas Artes

Pontificia Universidad Católica Argentina

Alicia M. de Justo 1300, PB

(1107) Puerto Madero - Buenos Aires

Entrada libre y gratuita

De martes a domingo, de 11 a 19 hs

  • B & N 03
    Óleo sobre tela. 150 x 200 cm. 2009
  • Cuadrado 30. Óleo sobre tela. 200 x 200 cm. 2009
    Óleo sobre tela. 200 x 200 cm. 2009
  • Horizontal 120
    Acrílico sobre papel. 105 x 190 cm. 2009
  • B & N 01
    Óleo sobre tela. 150 x 200 cm. 2009
  • Vertical 19
    Óleo sobre tela. 120 x 90 cm. 2008
  • Cuadrado 29
    Óleo sobre tela. 200 x 200 cm. 2009
  • Cuadrado 30
    Óleo sobre tela. 200 x 200 cm. 2009
  • Horizontal 122
    Acrílico sobre papel. 105 x 190 cm. 2009
  • B & N 03
  • Cuadrado 30. Óleo sobre tela. 200 x 200 cm. 2009
  • Horizontal 120
  • B & N 01
  • Vertical 19
  • Cuadrado 29
  • Cuadrado 30
  • Horizontal 122

Ubicación