25 julio 2017

Nota publicada online

viernes 13 de abril, 2012
|
Jesús Marcos: pintura para disfrutar
por Carlos María Pinasco*

Jesús Marcos ha sido un trotamundos. Su formación de artista fue amplia y variada. Carga, con sus 73 años, con un bagaje riquísimo, pero sin embargo está siempre alerta a su presente interior.

“La pintura es un hecho íntimo donde uno se confronta con su propio mundo, hecho de experiencias, emociones, conocimiento y sobretodo de intuiciones y sensaciones”.
Nació en Salamanca, sede de la Universidad más antigua de Europa, cuando terminaba la Guerra Civil. Allí cursó un par de años en la Escuela de Artes y Oficios, antes de que sus padres decidieran emigrar a la Argentina.
Se instalaron en Bahía Blanca donde Jesús ingresa en la Escuela de Bellas Artes. Juan Carlos Castagnino lo premia en un Concurso de Dibujo y lo alienta a venir a Buenos Aires.
En 1960 se instala en la gran ciudad. Estudia con  Castagnino, de quien luego se convierte en ayudante y más tarde se hace cargo de  su taller;  frecuenta a grandes maestros, colabora con Antonio Berni en varios murales y expone, en forma individual, por primera vez.
En 1965 inicia un largo viaje por Iberoamérica para conocer las culturas originarias. Expone en Guatemala y recala en Ciudad de México donde permanece un año estudiando en el Museo Antropológico y en la Escuela de San Carlos técnicas de grabado.
Luego se instala en New York, convive con el hippismo y el pop-art. Sus obras incorporan el collage y la imagen comienza a fragmentarse. Se interesa por el jazz.
En 1968 está en París. Allí permanecerá un lustro. Fatiga museos profundizando en los viejos maestros y descubre la actitud surreal: el “cut-up” en la literatura, los trucos de montaje que ensaya el cine y el ensamblaje del cubismo calan en su obra futura.
Desde que vuelve a Buenos Aires, en 1973, presenta una gran cantidad  de exposiciones, incluidas individuales en el Museo de Arte Moderno y el Sívori de Buenos Aires, en el de Bellas Artes de Bahía Blanca, en el Genaro Perez de Córdoba, el de Arte Contemporáneo Latinoamericano de La Plata, en el Municipal de Quilmes, y los de Bellas Artes de Corrientes y Santa Rosa (La Pampa). La Universidad de Tucumán y el Fondo Nacional de las Artes también presentan sus obras.
En el exterior, México DF, París, La Habana, San Pablo, Washington La Haya y Toronto son destino de sus obras. En España se presenta repetidas veces en Madrid, Valencia, Salamanca, Soria, Cáceres y Palencia. Ha obtenido más de 20 premios en salones y concursos.
Dos años atrás lo presentamos por primera vez en nuestras galerías. Entonces, Rafael Squirru tras marcar su condición de maestro de acento americano con tradición hispánica lo proclamó óptimo representante de la Escuela de Buenos Aires.
Ahora, sus imágenes recortadas, los planos truncos y sus perspectivas múltiples, (vuelta de tuerca post-cubista, del viejo Cezanne), incluyen, además de sus amados  Stradivarius, estilizadas figuras femeninas. Hieráticas a veces, misteriosas otras, Jesús Marcos las rescata de sus poses estáticas acompañándolas de con insinuadas  bicicletas para conformar una exposición que no dudo será del disfrute  de todos.
*Marzo de 2012

.....................................................

Mas info

Del lunes 23 de abril al sábado 26 de mayo de 2012

Colección Alvear de Zurbaran: Av. Alvear 1658 | Buenos Aires, Argentina
De lunes a viernes de 10.30 a 21 hs. y sábados de 10.30 a 13 hs.

  • Jesús Marcos
    Figuras con bicicletas oleo 80x100cm 2012
  • Jesús Marcos
    Noticias de America - Acrílico 180 x 200 cm - 2011
  • Jesús Marcos
    Ecos sonoros - Acrílico 170 x 170 cm - 2009
  • Jesús Marcos
    Mujer música - Óleo 51 x 32 cm - 2011
  • Jesús Marcos
    Estructura azul - Óleo 100 x 100 cm - 2011
  • Jesús Marcos
    Estructura sonora - Óleo 80 x 120 cm oval - 2011
  • Jesús Marcos
  • Jesús Marcos
  • Jesús Marcos
  • Jesús Marcos
  • Jesús Marcos
  • Jesús Marcos
  • Jesús Marcos
  • Jesús Marcos