19 octubre 2017

Nota publicada online

lunes 2 de octubre, 2017
|
Ides Kihlen en el Duhau
Siguen los festejos por sus 100 años de libertad

Con varias muestras y, en plena producción, la artista festeja sus 100 años.

Ides Kihlen nació en Santa Fe el 10 de julio de 1917. Desde su niñez vieron en ella una gran artista … y la dejaron ser.

Estudió lo que amaba: pintura y música junto a grandes maestros como Pio Collivadino y Vicente Puig; frecuentó los talleres de Batlle Planas, Pettoruti, André Lhote en Parí­s y, mucho mas tarde el de Adolfo Nigro. Estudió Historia del Arte, visitó museos, pintó y vivió su mundo. Sus obras no tuvieron tí­tulos ni fechas; muchas de ellas quedaron en el camino. Su pintura académica por cerca de veinte años tomó un giro total hacia la abstracción a principio de los 80, permitiéndose una libertad cada vez más arrolladora.

Fue en 2002 cuando realizó su muestra consagratoria en el Museo Nacional de Arte Decorativo de Buenos Aires y, a partir de ese momento, su obra recorrió distintas latitudes y hoy forman parte de importantes colecciones.

Son característicos en sus pinturas los fondos luminosos y orgánicos que inducen al movimiento a los otros elementos que habitan la obra: líneas, telas y papeles que bailan, se derraman y salen sin pedir permiso. Ides pinta, desde muy temprano, cada día. Nada la limita, su mente inquieta investiga y crea.

Este 10 de julio de 2017 festejó sus 100 años de vida, absolutamente libre y comprometida con el arte. Lo festeja con varias muestras a lo largo del año: en el mes de mayo expuso en el Museo Borges y en la Galería Gerald Bland de New York; el día de su cumpleaños inauguró 100 años de Arte Abstracto en el CCK, que continúa hasta noviembre, en octubre expone en el Paseo de las Artes del Palacio Duhau y, finalmente, en el mes de noviembre lo hará en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires; las tres primeras fueron declaradas de Interés Cultural por la Legislatura Porteña. Está en plena producción el libro conmemorativo, con textos del crítico Jorge Taverna Irigoyen. Además, los festejos incluyen la emisión de un entero postal sobre su obra, con valor para los coleccionistas.