27 noviembre 2014

Nota publicada online

martes 20 de marzo, 2012
|
Claridad, la vanguardia en lucha
por Julieta Goldin

El Museo Nacional de Bellas Artes inauguró su primera muestra temporaria con un homenaje a la legendaria editorial Claridad.

Nacida en Boedo, hacia los años 20 del siglo pasado, la Editorial fue cuna de importantes intelectuales y artistas argentinos, presentando propuestas progresistas e innovadoras en el campo de las ideas y de las artes. Así, la revista Los Pensadores, y luego Claridad, difundieron  el pensamiento de los intelectuales del Grupo de Boedo y la obra de los autodenominados Artistas del Pueblo, que ilustraron y dieron cara a las diferentes publicaciones de la época.
La muestra, compuesta casi íntegramente por el acervo artístico y documental del MNBA, incluye obras paradigmáticas como “Sin pan y sin trabajo”,.de Ernesto De la Cárcova, o “Media noche en el mundo”, de Antonio Berni, junto con ejemplares de las revistas Los Pensadores y Claridad e infinidad de libros publicados por la editorial. También figuran videos y fragmentos recuperados de imágenes audiovisuales, junto a colecciones de grabados y dibujos de los artistas aglutinados.
Con curaduría de Sergio Baur, la exposición plantea un recorrido cronológico histórico del arte argentino de vanguardia, que marca jalones en el descontento social de la Primera Guerra Mundial, La Revolución Rusa y los efectos de la lucha obrera en la creciente industrialización, con la participación de los grupos anarquistas y socialistas que encontraron en las publicaciones literarias y en el grabado las herramientas para la difusión de sus ideales.
En ese contexto, Buenos Aires fue escenario del enfrentamiento de dos grupos de diferente origen y composición social y política: El de la calle Florida, con su periódico Martín Fierro (homenajeados dos años atrás en el MNBA) y el de Boedo. Los de Florida, liderados por Oliverio Girondo y Jorge Luis Borges, predicaron el ultraísmo, el simplismo y el cubismo y propusieron la difusión de conceptos de renovación estética, inspirados en las vanguardias europeas junto a Xul Solar, Norah Borges y Lino Enea Spilimbergo, entre otros.
Por su parte, los de Boedo criticaron esas formas artísticas por considerarlas vacías de contenido, alegando que el arte debía comunicar los ideales revolucionarios de los sectores oprimidos, de lo que hacía eco  la editorial Claridad publicando libros como El Conventillo de Luis Pascarella ó Historia de arrabal de Manuel Gálvez, con ilustraciones de Adolfo Bellocq, que se encuentran expuestas con grabados de Guillermo Facio Hebequier, José Arato, Abraham Vigo y obras de maestros de la pintura como Pío Collivadino, Eugenio Daneri, Alfredo Lazzari y el escultor Agustín Riganelli.
Tanto los textos, (donde destacan Juan Palazzo, Luis Pascarella, Roberto Mariano, Alvaro Yunque, entre otros) como los grabados y pinturas se caracterizan por una descripción realista, donde la crudeza social y la vida de los trabajadores es la protagonista de las obras. Inspirados en la estética del realismo Alemán y Soviético, los grabados de Bellocq  documentan las expresiones de pesadumbre y tormento de la vida cotidiana en la ciudad.  
Recomendamos la visita de una exposición compleja y rica en contenidos históricos y documentales, que estará abierta hasta mayo en el Pabellón de Exposiciones Temporarias del MNBA. La entrada es libre y gratuita.

  • Ernésto De La Cárcova
    Sin Pan y sin trabajo
  • Abraham Vigo
    Claridad nº 1, julio 1926. ilustración portada
  • Revista Claridad
  • Antonio Berni
    Medianoche en el mundo, ca. 1937 Óleo sobre arpillera, 195 x 289 cm.