20 noviembre 2017
|

Matilde Marín

Arqueóloga de sí misma
18/05/2017 - 22/07/2017
Suipacha 658 - 1º Piso

Con curaduría Adriana Almada, escritora, crítica de arte, curadora independiente y Vicepresidente de AICA Internacional y presidente de AICA Paraguay.

Una muestra antológica se organiza sobre la invisible malla de la memoria. (Al mínimo roce la red entera tiembla). Una muestra antológica es la escenificación de un largo viaje: los episodios selectos de una travesía. Es un rodeo exquisito, demorado en estancias y derivas del trayecto. Es el trazado personal de un horizonte: una escritura.

Pero una muestra antológica es también la ocasión de mostrar el “fuera de obra”, aquello que permanece oculto tras la aparición de la obra terminada: las fuerzas en tensión que gestaron su alumbramiento, el bâti que la sostiene, los espacios de silencio que estructuran el discurso. (El pasaje imperceptible de una forma a otra en un veloz juego de manos). 

Matilde Marín vuelve la mirada sobre el camino recorrido: más que un trayecto, es un espacio dilatado que se expande en todos los sentidos. Esta muestra no sigue un diagrama cronológico sino un esquema de puntos radiantes; está configurada en zonas que se vinculan mediante flujos de sentido insumisos a cualquier ordenamiento temporal.

Una expresión clave podría aplicarse eficazmente a la poética de Matilde Marín: “acercamiento con reserva, separación con deseo”  En este juego de atracción y distancia se libra toda su estética y la artista toma posición frente al mundo (un mundo cruzado por la historia, por la actualidad y por su propia intimidad). Conocedora de los inmensos poderes de la reticencia, Matilde sabe, como Barthes, que la pequeña porción de piel que deja ver una camisa entreabierta puede encender el deseo más aún que la desnudez completa.

Matilde Marín, dispuesta a “registrar las formas del presente que serán otras en el futuro”, indaga el nuevo perfil del mundo. En esta muestra antológica ofrece tiempo desglosado (el suyo, el nuestro): el paso de la mirada panóptica a la era de la vigilancia satelital, el fin del soporte material de la imagen fotográfica, la desaparición violenta de sistemas y regímenes políticos, la insurgencia, la naturaleza agredida y agresora, la masiva diáspora que agita el planeta. Sin olvidar la fantasía, que persiste animando la vida y ordenando el caos, aunque sea solo por un instante.

 

 

  • Selportrait sobre obra de Cildo Meireles
    Fotografía analógica
    35 x 25 cm
    2014
    Original Nº1 de 3
    Colección de la artista
  • MOMA NY
    Serie: El viaje imaginario de Kasimir Malevich, 2015
    Suite de 16 fotografías analógicas con intervención digital
    Impresión s/papel de algodón
    42 x 30 c/u
    Colección Larrivière
  • Cuando divise el humo azul de Ítaca, 2012
    Música: Marta Lambertini
    Textos: José Emilio Burucúa
    Imágenes y video: Matilde Marín
    Editado por Kontemporánea Proyecto de Arte
    30 x 24
    Edición 300 ejemplares numerados y firmados
  • I, II y III, de la serie Pharus, 2010
    Fotografía s/vinilo
    Ǿ 100 c/u
    Copia de exhibición
  • Selportrait sobre obra de Cildo Meireles
  • MOMA NY
  • Cuando divise el humo azul de Ítaca, 2012
  • I, II y III, de la serie Pharus, 2010

Artistas relacionados

Marín, Matilde

Ubicación