23 agosto 2017
|

LUCIO FONTANA

En las colecciones públicas de la Argentina
28/04/2017 - 29/10/2017
Av. del Libertador 1473

Curada por Andrés Duprat y Fernando Farina, la muestra recorre la trayectoria del artista ítalo-argentino Lucio Fontana (Rosario, Argentina, 1899-Varese, Italia, 1968), desde sus esculturas tempranas figurativas, hasta sus experimentaciones en torno a los denominados “Conceptos espaciales”, con los que proponía una expansión de la bidimensionalidad de la pintura.

“Los viajes de Fontana entre Argentina e Italia, y su posterior radicación en Milán, constituyeron la universalización de una vanguardia que, si bien reconocía su inspiración europea, se había constituido en la Argentina”, afirma Andrés Duprat, director del Museo Nacional de Bellas Artes.

 

La exposición da cuenta de la presencia de Fontana en las colecciones públicas de nuestro país, y reúne dieciocho obras pertenecientes al acervo de los museos Provincial de Bellas Artes “Emilio Caraffa”, de Córdoba; Municipal de Bellas Artes “Genaro Pérez”, de Córdoba; Castagnino+macro, de Rosario; Provincial de Bellas Artes “Rosa Galisteo de Rodríguez”, de Santa Fe; de Artes Plásticas “Eduardo Sívori”, de Buenos Aires; Provincial de Bellas Artes “Emilio Pettoruti”, de La Plata; del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, de la Fundación Federico Jorge Klemm-Academia Nacional de Bellas Artes; de la Fundación Espigas-Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), y del propio Museo Nacional de Bellas Artes.

 

La muestra aborda los nexos de Fontana con Italia y la Argentina, y permite reflexionar sobre la identidad del arte nacional y la influencia de la cultura europea. Si bien su recorrido creativo se dividió entre estos dos países, fue en la Argentina donde germinó el artista cuya dimensión se conoce hoy.

Además, se exhibe, por primera vez en el Museo Nacional de Bellas Artes, uno de los pocos ejemplares originales del Manifiesto Blanco, el primero de una serie de manifiestos que Fontana publicaría a lo largo de su trayectoria, y que respaldarían gran parte de su producción artística.

Texto programático escrito bajo la dirección de Fontana en 1946, contraría la tradición de las vanguardias en lo que hace a la pretensión de autonomía de las artes, en tanto interpela a la ciencia, que, aduce, produce un cambio en la naturaleza humana; su rol habría de permitir un arte acorde a los nuevos tiempos”, define el Director del Bellas Artes. En el documento, se postula que no es el racionalismo contemporáneo, sino el retorno al gesto del hombre primitivo, al  subconsciente, el que ha de abrir otro campo de experimentación del que saldrá la obra de arte nueva, integral, que resuelva la escisión entre naturaleza y cultura promovida por la Modernidad. Allí radica una de las claves de la futura poética que Fontana desplegará en Italia a través de sus múltiples registros artísticos.

 

En este sentido, es Fontana quien saldará definitivamente los planteos acerca de la representación pictórica de las vanguardias históricas, con obras como Concepto espacial, Espera /+1-AS/ El jardinero está arreglando el Jardín (59 T 140), ca. 1959 –perteneciente al patrimonio del Bellas Artes–, que sintetiza gran parte del trabajo del artista, así como también las propuestas conceptuales de sus escritos. Fontana no continuará el camino de sus contemporáneos que exploraron la superficie de la tela como espacio discursivo, sino que atacará la estructura misma de la retícula como sostén de la imagen, porque el simple gesto del tajo abrió esa trama hacia otra espacialidad. A partir de ese corte, la pintura como soporte de la representación cambió para siempre.

La exposición cuenta con el apoyo de la Sociedad Italia Argentina (SIA), la Embajada de Italia en Argentina, el Instituto Italiano de Cultura y la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes.

Acompañando la muestra, el Museo, junto con la Asociación Amigos del Bellas Artes, organizará durante el mes de mayo un ciclo de cine italiano, programado por Leonardo D'Espósito. Se proyectarán seis películas: 9 x 10 Novanta (2014, directores varios), Viaggio sola (2013, María Sole Tognazzi), Italy in a day (2014, Gabriele Salvatores), Io e te (2012, Bernardo Bertolucci), Il Solengo (2016, Alessio Rigo da Righi, Matteo Zoppi), y La Mafia uccide solo d’estate (2013, Pierfrancesco Diliberto). El ciclo, que se realizará en el Auditorio de la Asociación Amigos del Bellas Artes (Av. Pdte. Figueroa Alcorta 2280), cuenta con la colaboración del Instituto Italiano de Cultura, la Embajada de Italia, el Instituto Luce, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Argentina y el INCAA.

Lucio Fontana en las colecciones públicas de la Argentina podrá recorrerse en la Sala 33, ubicada en el primer piso del Museo, hasta el 30 de julio de 2017, de martes a viernes, de 11 a 20, y sábados y domingos, de 10 a 20, con entrada libre y gratuita.

Ubicación