Nicolás Mastracchio

Pulso
10/11/18 - 13/03/19

En Pulso, Nicolás Mastracchio⁓ ofrece una ambientación para que el público se conecte con sus pies a la tierra y con todo su cuerpo al espacio, mientras las obras flotan libremente desde el techo. Las fotografías que cuelgan sin marco y sin tocar la pared se intercalan con móviles muy frágiles: una pluma sintética enganchada a un alambre de color, una hoja seca colgada de una tanza. Pequeños objetos como caracoles, una piedra de nácar o una cáscara de maní, cintas de papel o hilos están enmarcados por redes o cartulinas dobladas que giran suavemente impulsadas por el movimiento del aire. Las fotografías son un momento de síntesis dentro de la exposición: planos bidimensionales que condensan el contexto tridimensional desplegado en los móviles. Es decir, la imagen fotográfica no explora un “fuera de sí” para conquistar la tercera dimensión, sino que concentra las relaciones estéticas, espaciales y materiales que están a su alrededor. El video, en cambio, marca el pulso de la experiencia a partir de su fluir constante y, sobre todo, a partir de la pieza sonora que lo acompaña, que se derrama sobre las otras piezas y sostiene un ritmo para guiar la inmersión del espectador. Las obras permiten así visualizar la energía que concentra la imagen actual: cómo se vuelven un cúmulo de sensaciones físicas, de contextos y de relaciones entre cuerpos e imágenes.