Arte Latinoamericano 1900–1970

Colección Malba
20/09/18 - 31/12/18

Inauguración: Jueves 20 de septiembre, 19:00

Visitas guiadas

Miércoles y domingos a las 16:00
A partir del domingo 9 de septiembre

Un nuevo recorrido por el arte latinoamericano del siglo XX a partir de las obras emblemáticas del patrimonio del museo. La exposición reúne 230 piezas de más de 200 artistas y destaca la riqueza artística y cultural del período moderno en América Latina, uno de los mejor representados en la Colección Malba

Dividida en siete núcleos temáticos, la nueva puesta presenta un recorrido cronológico por las diferentes experiencias artísticas realizadas en la región desde los inicios de la modernidad, a principios del siglo XX, hasta el surgimiento del arte conceptual en los años 70. Se exhiben importantes artistas latinoamericanos como Xul Solar, David Alfaro Siqueiros, Emilio Pettoruti, Rafael Barradas, Pedro Figari, Joaquín Torres-García, Frida Kahlo, Diego Rivera, Wifredo Lam, María Martins, Antonio Berni, Fernando Botero, Hélio Oiticica, Lygia Clark, Lidy Prati, Jesús Rafael Soto, Lucio Fontana, Jorge de la Vega y Alicia Penalba, entre otros.

Entre las novedades, se destaca la presencia de Baile en Tehuantepec (1928) de Diego Rivera, considerada la obra más importante del maestro mexicano en una colección privada (comodato de Eduardo F. Costantini); la exhibición del conjunto de pinturas de Xul Solar, el grupo más significativo del artista en una colección pública por fuera del Museo Xul Solar; además de la presentación por primera vez en nuestro país de Formes volantes (Hakone, Ponente) (ca. 1969-76), importante obra de Alicia Penalba donada al museo por el Archivo Penaba en 2017. Luego de varios años, se volverán a ver piezas claves como Mujeres con frutas (1932) de Emiliano Di Cavalcanti, El viudo (1968) de Fernando Botero y los artistas de la Nueva Figuración (Deira, Noé, De la Vega y Macció), además de una mayor representación de los artistas concretos entre los cuales se incluye a Rothfuss, Arden Quin y Vardánega; y los cinéticos como Boto, Palatnik y Le Parc.

El mural de Antonio BerniMercado colla o Mercado del altiplano, (c. 1936) -único fresco buono de temática indigenista que se conserva del gran maestro argentino, incorporado a la Colección Malba en 2013 gracias al Comité de Adquisiciones- se integra a la nueva exposición junto con otras obras de períodos clave de la producción del artista como Susana y el viejo (1931), La puerta abierta (1932); Manifestación (1934), La mujer del sweater rojo (1935); La gran tentación (1962), El pájaro amenazador (1965) y Chelsea Hotel (1977) de su etapa en Nueva York, entre otras.

Las obras fueron elegidas entre las 600 que hoy integran el acervo del museo, teniendo en cuenta su relevancia para la historia del arte de la región y su proyección internacional. La selección estuvo a cargo de Victoria Giraudo –Jefa de Curaduría– en un fluido diálogo con Eduardo F. Costantini  –fundador y Presidente del museo– y con el coleccionista Ricardo Esteves, asesor para la adquisición de las piezas fundacionales del Malba.

Recorrido

La exposición comienza con la noción de vanguardia en relación con la identidad propia de Latinoamérica y las mixturas producidas en las diferentes modernidades (negritudes, indigenismos, migraciones, politizaciones). Continúa con las variantes del surrealismo y el realismo mágico, seguidas por las propuestas del arte abstracto y concreto –que en muchos casos se superponen cronológicamente–, para llegar a fines de los años 50 a los inicios del arte contemporáneo, con las producciones localistas de los artistas neoconcretos y las internacionalistas en torno al arte óptico y cinético.

En otra sala, se contraponen a lo anterior las abstracciones libres, el informalismo, las caligrafías de espíritu zen y el espacialismo; están representadas también las Nuevas Figuraciones, las propuestas conceptuales en torno a la desmaterizalización del objeto artístico y la psicodelia, con su versión tropicalista. A modo de final abierto, desde mediados de los 60 y en el contexto de las diferentes dictaduras en la región, se hace evidente el auge del arte conceptual de componente político y las múltiples alternativas de resistencia a los discursos hegemónicos en un giro decolonial.

Queda configurado así un panorama complejo y diverso en el que las corrientes vernáculas y foráneas se entremezclan e hibridan, abriendo un campo fértil para una serie de experiencias que son fundamentales para entender la cultura del siglo XX.

Catálogo:

Junto con la exposición se presenta una publicación de 488 páginas que da cuenta de la nueva puesta de la colección y además reúne por primera vez una selección de las fichas bibliográficas resultado del Proyecto de Investigación de la Colección, iniciado y dirigido por Agustín Pérez Rubio en 2015 (Director artístico del museo 2014-2018), hasta ahora solo accesible en la web del museo. En el proyecto participaron más de 70 investigadores y especialistas internacionales, que escribieron textos sobre cada una de las obras. Esto permitió revisar y ampliar el conocimiento sobre la Colección Malba y poner este exhaustivo archivo a disposición del público. El libro también incluye textos de Eduardo F. Costantini, Ricardo Esteves, y un ensayo de Victoria Giraudo, Jefa de Curaduría del museo.

Cindy Sherman, Richard Prince

Colección Astrup Fearnley
28/06/18 - 29/10/18

Sala 5. Nivel 2
Conferencia inaugural: miércoles 27 de junio, 18:00
Inauguración: miércoles 27 de junio, 19:00

Sobre la muestra

Una exposición dedicada a dos referentes de la fotografía contemporánea, cuya obra revolucionó los cánones del medio artístico en la segunda mitad del siglo XX. Dividida en dos grandes salas, la exhibición contrapone los estilos de ambos artistas a través de una selección de 34 fotos –la mayoría de gran formato–, pertenecientes a la colección del Museo Astrup Fearnley de Oslo. Se incluyen las series más representativas de sus carreras producidas desde fines de los años setenta hasta la fecha, como Cowboys y Spiritual America –con Brooke Shields– de Richard PrinceUntitled Film Still y History Portraits con los célebres autorretratos de Cindy Sherman.

Cindy Sherman y Richard Prince surgieron del movimiento conocido como la Pictures Generation (Generación de la Imagen), que comenzó a gestarse a mediados de los años 70 en la escena neoyorquina, constituido por artistas que trabajaban con la idea de la apropiación de imágenes de la cultura popular y de los medios masivos de comunicación. Son maestros de la crítica social y de la transformación en el medio fotográfico. 

Sobre los artistas

Cindy Sherman

Estados Unidos, 1954. 

Sherman desarrolló las célebres apropiaciones de personajes que se transformaron en su marca de autora, creando escenas basadas en referencias a la estética popular e ideas del sentido común, en particular ciertos estereotipos femeninos tomados del cine, las revistas, la publicidad y las artes. A lo largo de su carrera, Sherman ha utilizado y manipulado imágenes inventando nuevos tipos de imaginarios que cuentan historias sobre la vida de las mujeres en nuestras sociedades de un modo extraordinariamente original. Con la ayuda de maquillajes y prótesis y una gran habilidad para crear un amplio rango de personajes, Sherman utiliza su propio cuerpo como soporte y material y fija esos personajes en el medio fotográfico.

Richard Prince 

Panamá, 1949.

Prince pone continuamente en crisis las categorizaciones y el rol tradicional del artista a través de la producción de una mitología sumamente personal. Durante la década de 1970, trabajó con los contenidos de las revistas de moda y sociedad, catalogó sus clichés y estereotipos y transformó esa iconografía en el material de su propia obra. Al re fotografiar las imágenes de esas publicaciones centrándose en algunos elementos particulares, cuestionó la noción de propiedad intelectual, un gesto artístico radical para la época. Heredero de Marcel Duchamp y Andy Warhol, Prince produjo sus “re fotografías” después de que el pop atrajera el interés de la crítica por la cultura de masas: como una representación cínica de la realidad y una aguda exploración de las costumbres vernáculas norteamericanas.