23 junio 2018

Nota publicada online

miércoles 7 de marzo, 2018
|
Siete mujeres a la conquista de la Luna
Iluminan el Bellas Artes
por Marcela Costa Peuser

Curada por Andrés Duprat y Mariana Marchesi, “A la conquista de la Luna”, ubicada en la sala 33 del primer piso, es parte de las acciones por el mes de la mujer.

“Una muestra, pequeña pero potente, con obras importantes de artistas mujeres relevantes”. Así lo destacó Andrés Duprat, director del Bellas Artes, en el acto de apertura. Y no es para menos ya que la muestra reúne piezas de Raquel Forner, Diana Dowek, Elba Bairon, Graciela Sacco, Liliana Porter, Mónica Millán y Noemí Gerstein. Siete mujeres de nuestra escena artística que desafiaron y transgredieron algunos de los sobreentendidos que han regido el arte y su producción, así como la forma en que algunas prácticas están indisolublemente ligadas a la masculinidad, cuestionando las jerarquías de género.

Custodiando la sala, "El samurai", de Noemí Gerstein, un implacable guerrero construido con caños de bronce oxidados, da la bienvenida al visitante a esta muestra de obras del patrimonio pocas veces exhibidas.

Raquel Forner, A la conquista de la Luna

La muestra abre con el imponente díptico pintado por Raquel Forner, en 1961, artista argentina clave, protagonista de su época y una de las pocas mujeres de su época que logró entrar en nuestra historia del arte.

“Necesito que mi pintura sea un eco dramático del momento que vivo”, declaraba la artista en 1938 cuando presentó Mujeres del mundo, una de las tantas obras que realiza ligadas al drama de la guerra civil española y que tienen la mujer como protagonista. Su pintura se transformó en neofigurativa y rápidamente fue evolucionando hacia un simbolismo decididamente expresionista. “Siento un mundo de realidades metafísicas que escapan a mi inteligencia, que no puedo expresar con imágenes y quiero apresarlas con mi pintura. Un mundo de magia y misterio que aterra mi alma y quiero captarlo y liberarme por mi arte.” escribía Forner en su diario personal al tiempo en que pintaba su serie de las lunas, una de las cuales es este maravilloso díptico “A la conquista de la luna” con todo lo que su simbolismo implica: la totalidad, la plenitud y la fuerza espiritual del poder femenino.

Diana Dowek, Argentina 78

“Argentina 78”, el inquietante tríptico atravesado por alambre entretejido de Diana Dowek pinta la oscura historia de una aterradora época de censura, tortura y muerte escondidos detrás de los festejos de un mundial de fútbol por la dictadura militar. El arte no calla.

Sutiles pero no por eso menos elocuentes, el “Bodegón de yeso” de Elba Bairon, la pintura “Sin titulo” de Liliana Porter y la poética instalación textil y sonora “Picnic a orillas del Paraná” de Mónica Millán, elevan sus voces.

Graciela Sacco, Bocanada

"Bocanada", la impactante obra de Graciela Sacco es el centro de la escena. Una serie de  20 afiches con bocas abiertas dispuestos en dos líneas. Un grito sordo/sepia que podemos ver antes de oír, símbolo inequívoco de que las mujeres decidieron ser escuchadas en su reclamo por un lugar mas justo en la historia del arte. Y, prueba de ello, son todas las acciones que el #8M involucra. 

 

Mujeres from Arte Online on Vimeo.

Junto con esta muestra, del 2 al 18 de marzo, entre las 18 y las 18.30 hs, se iluminarán solo las obras de artistas mujeres, en adhesión a la iniciativa del colectivo Nosotras Proponemos. Raquel Forner, Alicia Penalba, Delia Cancela, Marta Minujín, Gertrudis Chale, Margarita Paksa, Diana Aisenberg, Liliana Maresca, Marcia Schvartz, Liliana Porter, Martha Boto, Grete Stern, Sara Facio, Juana Romani, Dora Maar, Lía Gismondi, Louise Nevelson y Sarah Grilo serán las protagonistas de la primera planta del Museo. El objetivo de esta acción es visibilizar una representación que, desde los números y las estadísticas, se revela desigual: históricamente, las instituciones no han incluido en sus colecciones más de un cinco por ciento de obras creadas por mujeres.

Además, el 22, 23, 24, 25, 29, 30 y 31 de marzo, y el 1° de abril, a las 18, se realizará la performance “Impermanencia”, una intervención coreográfica dirigida por Victoria Keriluk, bajo la curaduría de Adriana Barenstein, que propone un diálogo con las obras de artistas mujeres exhibidas.

Para Mariana Marchesi, directora artística del Museo "la idea es que el visitante se vaya con una pregunta: cuál es el lugar de la mujer en el mundo del arte y la cultura”.

+ INFO