24 septiembre 2017

Nota publicada online

lunes 3 de julio, 2017
|
Mónica Weiss y Rocío Alejandro, en San Isidro
La historia de un libro y Entintar, sellar y repetir.

Se presenta en Central de Procesos La historia de un libro y Entintar, sellar, repetir. Una atractiva opción para divertirse –grandes y chicos- en estas vacaciuones de invierno.

Entregarse al hacer, esta es la consigna en Central de procesos, ésta vez siguiendo el derrotero creativo de las ilustradoras Mónica Weiss y Rocío Alejandro. Se trata de una atrapante experiencia sobre el libro álbum que se realiza en Central de Procesos, una original iniciativa de la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro, con la participación del programa municipal Abuelos de Cuento en San Isidro.

Mucha gente participó la noche de la inauguración con gran entusiasmo.Crearon sus personajes con sellos y pegaron las figuras imantadas en una colorida pizarra magnética. Los vecinos de San Isidro abrieron curiosos los cajones de un fichero-hormiguero con ilustraciones de Alejandro y poesía de Julián Rovagnati, para encontrarse con la hormiga Josefina en distintas situaciones y armar cada uno su propia historia.

Grandes y chicos participan entusiasmados de la creación

Las láminas de Mónica Weiss, realizadas con yeso gesso y acrílico, montadas a la altura de la vista de los más chicos, cuentan la historia de  Hugo tiene hambre, un libro con eco internacional y textos de Silvia Schujer. Y mientras unos se calzaban los auriculares de tres dispositivos audiovisuales para ver y escuchar las narraciones de los Abuelos de Cuento sobre este libro, muchos se animaron a armar sus propias historias narrativas que titularon con letrógrafos.

“Hoy, tanto los adultos como los chicos de los colegios que nos visitan, no sólo aprecian la obra exhibida de estas artistas, sino que se participa con entusiasmo en cada una de las estaciones de trabajo. Esa capacidad de interesar por igual a distintas generaciones sólo ocurre cuando los dispositivos son los correctos y cuando la propuesta artística es elevada”, señaló Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

Mónica Weiss y Rocío Alessandro
FOTO: Carlos Furman

Me encantó porque todos, más allá de las edades, interpretaron el set de sellos de distintas maneras, lo que para mí era pelo lo usaron como sonrisa, o lo que era un ojo para ellos fue una boca. Se armaron personajes rarísimos y muy divertiros”, dijo Alejandro, reciente ganadora del X Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado, junto a tres de sus obras del proyectoUn día de lluvia, realizado con sellos sobre papel de sumi-e y tiritas de hilos de seda.

“Es un espacio especial, muy invitante. Cómo se enganchan los chicos de los colegios. Es fascinante que la gente se inspire, arme su narración y la titule con objetos disparadores de esas tres cajas, Mundo Viaje, Naturaleza y Cocina, siguiendo, de algún modo, mi camino, ya que las láminas deHugo tiene hambreestán hechas con una base de gesso que trabajé con elementos de cocina, tenedores, espumaderas”, explicó Weiss.

Sin dudas una buena opción para que abuelos y nietos se diviertan en vacaciones de invierno. Para tener en cuenta!!

Obra de Mónica Weiss
FOTO: Carlos Furman

+ INFO