15 diciembre 2017

Nota publicada online

martes 10 de octubre, 2017
|
Guadalupe Miles y el MAC de Salta en Curitiba
La institución participa en la Bienal de Curitiba

El Museo de Arte Contemporáneo de Salta expone un proyecto en la Bienal de Arte Internacional de Curitiba, hasta el 25 de febrero de 2018 en el MON, Museo Oscar Niemeyer, Paraná, Brasil.

El Museo de Arte Contemporáneo de Salta ha sido invitado a participar de la Bienal Internacional de Arte de Curitiba, Estado de Parana, Brazil, del 30 de Setiembre de 2017 al 25 de febrero de 2018, donde se estima 1 millón de visitas y se ocupan más de 100 espacios culturales de la Ciudad de Curitiba. El MAC es la única Institución argentina que participa de dicha Bienal.

La propuesta curatorial de la Bienal, realizada por el crítico paraguayo Ticio Escobar, cuyo título es “Más Allá De La Fotografia”, se centra en la fotografía, una disciplina que ha adquirido una presencia privilegiada en el panorama de las artes contemporáneas. Esta bienal tomar como punto de partida la fotografía para analizar su potencial conceptual, expresivo, crítico y poético especialmente en cuanto cruzado con otros medios. Pero también incluye la interacción de medios expresivos y creativos: el audiovisual, el cine, la fotografía, el net art, los objetos e instalaciones.

Invitada por el Director General de la Bienal Internacional de Arte de Curitiba, Brasil, Luiz Ernesto Meyer Pereira, la directora del MAC, Arq. Claudia Lamas, responsable del proyecto y, siguiendo los lineamientos curatoriales de la Bienal, seleccionó a la artista salteña Guadalupe Miles y el trabajo que viene desarrollando a lo largo de su carrera artística profesional junto a la cultura Wichi en el Norte de la Provincia de Salta, que resulta de una singular contundencia no solo por el manejo de la imagen y la belleza estética de las obras de Miles, sino también porque la fotografía trasciende la misma imagen, logrando un vínculo social con la comunidad, donde a partir del hecho artístico, se desarrolló un intenso trabajo entre la comunidad y la artista potenciando ampliamente su obra permitiendo el desarrollo y crecimiento a partir de esa unión de una diversidad de temas vinculados a la educación, a la formación, a la música.

El proyecto de la artista salteña está curado por el reconocido artista Tulio de Sagastizabal, que conoce en profundidad el trabajo de Guadalupe Miles y ha acompañado a la misma en el desarrollo de todos sus trabajos desde sus inicios. La muestra consta de 36 obras y serán exhibidas en el Museo Oscar Niemeyer.

Esta muestra es posible gracias al apoyo de las siguientes instituciones, empresas y personas: Fondo Nacional de las Artes, a los empresarios Juan José́ Soler (Cerámica del Norte – Salta. ARG.) y Víctor M. P. Vicente (VVArt Servicios Corporativos – Bs.As. ARG.), al Coleccionista Arq. José́ Luis Lorenzo (Córdoba. ARG.) que hicieron posible nuestra presencia y la participación internacional del Museo de Arte Contemporáneo de Salta en la Bienal de Curitiba 2017, al Gobernador de la Provincia de Salta Dr. Juan Manuel Urtubey, al Ministro de Cultura y Turismo Dr. Mariano Ovejero y al Secretario de Cultura de Salta Prof. Sergio Mariano Bravo Booth. Un agradecimiento especial al director de la Bienal Luiz Ernesto Meier Pereyra (BR), quien realizo todas las gestiones necesarias para asegurar nuestra participación.

Tiluk, y la obra de Guadalupe Miles

Por Tulio de Sagastizábal, agosto de 2017

Guadalupe Miles presenta en esta edición de la Bienal de Curitiba 2017, una obra que resume más de 20 años de trabajo y experiencias en la comunidad de Santa Victoria Este en el Chaco salteño. al borde del Pilcomayo. El eje de la ya muy larga experiencia y frecuentación de Guadalupe Miles a la comunidad Wichi, se construyó en torno a la amistad y el afecto establecidos con quien fuera hasta muy poco tiempo atrás chamán y lider de la dicha comunidad, Tiluk. Hombre de una infinita sabiduría, lleno de generosidad, y resguardo viviente de los tesoros de una cultura extraordinaria, fué quien convirtió la experiencia de una fotógrafa visitante, en una relación de conocimientos y honduras impredecibles.

Guadalupe Miles fue acogida por Tiluk y por la comunidad como parte de la familia, al punto de construirle su propia casa en el lugar, marcando su pertenencia allí con todas las significaciones que ello determina.

Tiluk tiene mucha presencia en esta muestra, la acompaña con imágenes y palabras, pues él, quien tenia el poder de la "visión", el don de ver y quien podía curar y conocia los remedios ancestrales, contaba las historias de los principios del mundo y de Tokjuaj, construía instrumentos, interpretaba su música y enseñaba las danzas,  supo animar a Guadalupe a la aventura de encontrar una mirada diferente.

"Mi muestra está dedicada a Tiluk por enseñarme a ver"

Todo el trabajo de Guadalupe durante estos 20 años se ha ceñido, casi en su totalidad, al registro de sus vivencias, exploraciones y descubrimientos en la comunidad y su entorno. Hay retratos, situaciones de juego, vida cotidiana, imágenes de la construccion de su casa, imágenes del río, del monte, animales y frutos. Y todo el tiempo recibimos la impresión que ha estado siempre alerta a cualquier posibilidad de captar algo de ese aire misterioso y fascinacinante que la ha envuelto en cada momento de su permanencia en el sorprendente hogar que Tiluk le quiso brindar.

Por ello esta muestra es homenaje profundo al chamán amigo y admirado, pero además un gesto pleno de agradecimiento a todo lo recibido.

Hemos dicho ya alguna otra vez cuánto nos sorprendía el modo en que Guadalupe nos daba a conocer con sus imágenes su empatía con un modo de estar en el mundo, que si alguna vez conocimos ya nos es remoto y envidiable. También, que las imágenes de Guadalupe parecieran todo el tiempo y a cada paso estar deletreando el placer de acogerse a la gigantesca hospitalidad brindada.

Las imágenes de Guadalupe Miles tienen por ello, además de su belleza extrema, la capacidad de traernos a presente el universo prodigioso y enigmático de unos amigos que hemos desconocido. Por ello insiste también en recalcar que el trabajo ha sido"nuestro", nunca "mío", ya que fue realizado con la confianza plena y toda la colaboración de la gente de las comunidades.

Nota: “El registro de sonido fue realizado por Duncan Whitley con la colaboración de la familia Mendoza, en el contexto de un ‘colaboratorio’ piloto como parte de La Criatura Intermedia, un proyecto de colaboración organizado por The Appreciation Society”.