18 agosto 2018

Nota publicada online

miércoles 8 de agosto, 2018
|
ASDRA: Cuando el arte se vuelve un camino
Talleres Artísticos Inclusivos

Desde el año 2016, la Asociación de Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA) brinda talleres artísticos, inclusivos y gratuitos. La 3º edición de los talleres pintura, fotografía, dibujo, cine expandido y música están orientados a personas con y sin síndrome de Down, familiares y amigos.

Con el foco puesto en la práctica artística, su objetivo principal es posicionar y ponderar a la persona con síndrome de Down como sujeto activo con las mismas posibilidades para la expresión artística que el resto de la comunidad. Así, el arte se considera como en una poderosa herramienta de transformación social.

Las clases se desarrollan durante cuatro meses (de agosto a noviembre) y están dictadas por reconocidos artistas (con trayectoria profesional y pedagógica). El taller de pintura, dictado por Valeria Traversa, se concibe como un espacio de experimentación y aprendizaje, donde se podrán conocer las posibilidades de la pintura e investigar a partir del color, la textura y la forma. El taller de dibujo, cuyo profesor Jorge González Perrín tiene una trayectoria en el arte terapia como coordinador artístico de la cooperativa "Arte sin Techo" (proyecto de reinserción social mediante la realización de murales públicos para gente en situación de calle) propone un espacio de participación lúdica y grupal a través de ejercicios centrados en la línea. El taller de fotografía, dictado por Laura Pasotti, tiene como propósito fundamental que los participantes organicen sus ideas y puedan expresarlas a través del lenguaje visual: encuadres, puntos de vista, foco diferenciado, luces y sombras; entendiendo en el propio proceso a la luz como condición necesaria de la imagen. El taller de cine expandido, con Manuel Reyes como profesor, enseña a los participantes las herramientas expresivas del cine experimental, la performance y el teatro de sombras con el objetivo de estimular la imaginación y la sensibilidad a la vez que los alumnos arman con sus propias manos un proyector analógico. Y, el taller de música dictado por Alan Courtis (músico reconocido a nivel internacional y co-creador del grupo Reynolds) desarrolla la expresión creativa a través del fenómeno musical al reconectar al sujeto con su propio cuerpo a través del sonido, impulsar la investigación sonora y la improvisación, trabajar la cuestión rítmica a través de juegos y ejercicios, promover la exploración de las posibilidades vocales, expandir las posibilidades perceptivas del fenómeno musical y propiciar la integración colectiva a través de la ejecución grupal.

Los talleres artísticos inclusivos están coordinados por la gestora cultural Lorena Alfonso, quién junto con Carlos Nuñez (uno de los padres integrantes de la comisión directiva) idearon la propuesta hace tres años. El desafío de ASDRA, es dar continuidad a las clases para así es promover la amplia inclusión de las personas con síndrome de Down en el ámbito familiar, educativo, laboral, cultural y social. Declarado de interés cultural por el Régimen de Promoción Cultural de la Ciudad de Buenos Aires (Mecenazgo) el proyecto tiene como objetivo hacer visible los derechos de expresión de las personas con discapacidad y contribuir a una participación comunitaria y social. La posibilidad de exponer al público los trabajos realizados en los talleres en el marco de una muestra en Casa Matienzo, en diciembre de este año, es una oportunidad única para valorar el trabajo realizado en conjunto y abrir nuevos canales de participación.

La inscripción a los talleres se realiza en este link